El Obispo Auxiliar de Santiago, Mons. Cristián Contreras Villarroel, afirmó que las palabras del Papa sobre el uso del preservativo y la lucha contra el SIDA son criticadas porque incomodan a los promotores de este negocio y “a los adoradores de un sistema económico especulativo que parece desplomarse a nivel global”.

“¿Llegará el día en que los profetas del preservativo se preocupen al menos de un enfermo de sida, dedicándole atención sanitaria y sobre todo humanitaria, incluido el acompañamiento a un digno y buen morir? ¿Es que los enfermos de sida se han infectado porque siguieron la enseñanza de la Iglesia respecto a la sexualidad?”, preguntó el Prelado en una reciente reflexión.

En el texto, Mons. Contreras criticó la actitud del Parlamento belga de emitir una resolución calificando las palabras de Benedicto XVI de “ofensa hacia los compromisos de la comunidad científica para prevenir y luchar contra la propagación del sida”.

Ante ello, preguntó si la respuesta del Papa “ante un requerimiento periodístico en el avión ‘han sido examinadas con suficiente atención y seriedad o tal vez mediante el filtro no objetivo y equilibrado de ecos en los medios de comunicación occidentales’”.

“Seamos serios. Esta coacción de una mayoría de honorables belgas contra el ministerio del Santo Padre Benedicto XVI es simplemente una señal más de quienes intentan pervertir la verdad. La peor de todas las corrupciones”, afirmó.

Mons. Contreras señaló que “finalmente es la palabra profética del Papa en favor de la persona humana y su dignidad, la que constituye el objeto de tanta ira con abultado recurso económico y mediático”.