El crecimiento de cristianos preocupa al Gobierno chino

El Gobierno Chino ha intensificado sus esfuerzos en identificar a los cristianos del país asiático y denunciar sus actividades por considerarlas “subversivas al régimen”.

Las autoridades chinas se han mostrado preocupadas debido al crecimiento de las iglesias cristianas “no oficiales” que se reúnen en casas de particulares. Por ello el Gobierno ha intensificado sus esfuerzos en identificar a los cristianos chinos que practican esta confesión por considerarlos “agentes subversivos al régimen”.

El régimen chino ha encargado diversos estudios para buscar, identificar y cuantificar el número de cristianos que se encuentran en universidades y lugares de trabajo según ha informado el portal de noticias Compass Direct News.   En la misma línea desde el Partido Comunista Chino se está desarrollando una campaña pública de alarma social contra los cristianos. Un ejemplo es la reciente conferencia que se hizo en la Universidad de Pekín que denunció los peligros del cristianismo en la sociedad china como religión extranjera. Contrariamente se propusieron religiones “socialmente seguras” presentadas como propias del territorio (budismo, taoísmo e incluso, el islam).   El Partido Comunista considera al cristianismo una “corriente subversiva” y se pide a la sociedad que se esté alerta sobre las “actuaciones de estas confesiones”.   Primeros contactos entre Gobierno y cristianos A finales del 2008 se iniciaron conversaciones entre líderes protestantes de estas casas-iglesias y las autoridades que llevaron a observar con optimismo la situación por parte de los cristianos. Pero la realidad es que han continuado los arrestos en comunidades no registradas oficialmente.

Recientemente un abogado cristiano detenido la semana pasada aportó detalles de las torturas a las que fue sometido en una carta abierta publicada el pasado 9 de febrero. El abogado, defensor de los derechos humanos en China, denunciaba el tratamiento a los cristianos y otras minorías chinas por parte del Gobierno.   Fallece monseñor Andrés Tsien Chih-Chun Por otra parte el obispo Andrés Tsien Chih-Chun, gran impulsor ente el diálogo de la Iglesia oficial y la no oficial en China, ha fallecido el pasado martes en Taiwán. Tsien fue un pionero de la reconciliación de la Iglesia en el país asiático.   Pese a la represión que viven los cristianos en China, la realidad es que siguen creciendo en número exigiendo los derechos más importantes a la libertad de conciencia.