[ev4pa19.jpg] 

Tenemos que aprender a amar a Dios sobre todas las cosas. Dios para elcristianotiene que ser primero en todo.

¿Cuándo aprenderemos a quererlo con todo nuestro corazón? ¡Si comprendiéramos lo que el nos indica en su palabra! Su palabra siempre nos llena de esperanza, amor al prójimo y fe en su iglesia.   El nos dejó una salvación para ganarnos el cielo y disfrutarlo luego en la eternidad. El mundo parece como si no quisiera salvarse. Se hace todo lo contrario a la voluntad de Dios.  Vamos a la iglesia cuando nos da la gana  cuando tenemos tiempo. Cuando no tengo un plan para el domingo.

Vemos el aborto como algo normal, cuando es un crimen premeditado contra un ser humano indefenso.  Cuando se da la muerte al feto o al embrión es el exterminio de un ser humano, como está científicamente demostrado. Es un crimen abominable, inaceptable aquí y en cualquier lugar del mundo.  ¡Cuántos abortos diarios en nuestro Puerto Rico de hoy!  Matan a unos perros y el pueblo grita, protesta y hasta el mundo internacional comenta ese horrendo crimen.  No protestamos en igual forma por los abortos. No.

En los pasados días se discutió un proyecto de ley que denigra la familia: ¡el matrimonio entre personas del mismo sexo!. El matrimonio es entre hombre y mujer.  El hombre y la mujer fueron creados por Dios para ser padres y madres.  El matrimonio entre parejas del mismo sexo atenta  contra la naturaleza humana.  ¿A dónde queremos llegar? Otros están en campañas para aprobar la eutanasia, las píldoras del otro día.  Así otras aberraciones y disparates similares  La gente dice que todo está bien.  No es nuestra responsabilidad. no va con nosotros? Todo lo que va en contra de Dios, va en contra de nosotros. Tenemos que levantar la voz. Tenemos que defender con valor y fuerza nuestra fe. No permitamos que nadie nos pise nuestra fe y que se ofenda a nuestro Dios. Ninguna persona puede ir  por encima de Dios.

El evangelio nos dice que los cristianos no son del mundo, si no que cumplen su misión en el mundo. Alejamiento del mundo no significa separación de los hombres y de sus alegrías, preocupaciones y necesidades. Significa alejamiento, distanciamiento del pecado que se vive en el mundo. Jesús oró así por sus discípulos: Padre, no te pido que lo retires del mundo sino que los guardes del maligno.

Los cristianos no hacen ciertas cosas como las demás personas. No siguen la moda.  Esto no quiere decir que desprecien el mundo. Quiere decir que rehúsan todo aquello que va en contra de su fe y que va contra la naturaleza humana. ¿Por qué?  Los cristianos han encontrado el tesoro escondido que es Cristo, el Señor. Jesús nos invita a nacer de nuevo y es así. Cuando Jesús llega a nuestro corazón todo cambia. Hasta nuestros amigos notan el cambio. Abre tu corazón y aceptar con fe a Jesús y Él hace el resto. La unión con Cristo nos impulsa, no apartarnos del mundo, sino a santificarlo, transformarlo con la  verdad, con la justicia y con la fuerza de la caridad. Hacer una sociedad nueva, limpia y cristalina.. Tenemos que aceptar  el desafió y ser transparentes,  para dar respuestas a todo el que nos pida razón de nuestra esperanza. De esta forma cumpliremos nuestra misión en el mundo. Nuestra juventud, Puerto Rico y el mundo  necesitan con urgencia elocuentes testimonios del Evangelio. ¡Cuándo aprenderemos a realizar nuestra misión de laicos comprometidos!  ¡Qué Dios nos bendiga y la Virgen María nos cubra bajo su manto!