Este año me propongo…
sonreír mucho más seguido,
exponer el rostro al viento,
hacerme sabio como un niño
y dar al alma más tiempo
para vivir lo cotidiano…
…este año.

Este año me propongo…
apagar la computadora,
no estar tantos ratos en línea
y dedicar más bien las horas
a lo valioso de la vida,
a hablar con seres humanos…
…este año.

Este año me propongo…
escribir la carta aquella
que se me quedó en el tintero,
con palabras puras y bellas
animar a un compañero,
tenderle así una mano…
…este año.

Este año me propongo…
no ser esclavo de ambiciones
ni de plazos muy estrechos,
no permitir que noticiones
me causen angustia en el pecho,
porque el temor es insano…
…este año.

Este año me propongo…
descubrir la escondida flor
tras la fría y dura corteza
de quien, por sentirse inferior,
me trata con aspereza.
Lo consideraré mi hermano…
…este año.

Este año me propongo…
revoluciones silenciosas,
nada de bombo y platillo.
Más que una carrera exitosa,
buscaré el amor sencillo.
Lo demás es todo en vano…
…este año.

Más Propósitos….

  • Escriba la tan retrasada nota a un amigo.

  • Abrace a alguien y susúrrele: Te quiero.

  • Siéntese en el piso y juegue con un niño.

  • Salga a caminar con un amigo.

  • Apague el televisor y converse con su familia.

  • Invite a alguien a tomar un helado.

  • Saque la basura sin que se lo pidan.

  • Visite a un anciano.

  • Ofrézcase a cuidar el bebé de una madre agotada.

  • Elogie un rasgo que admira en un compañero de trabajo.

  • Envíe una donación a algún centro de caridad de su elección.

  • Cocine un pastel para un vecino confinado en su casa.

  • Escriba una nota de agradecimiento a la maestra de su hijo.

  • Llame a un familiar que viva en otro estado.

  • Ore por los pastores de su iglesia.

  • Organice una cena con velas para su esposa.

¡Estas formas de dar jamás cambian ni pasan de moda!

Uno no puede mostrar una bondad demasiado pronto porque uno nunca sabe cuán pronto será demasiado tarde.

Hebreos 3:13
Mientras dure ese “hoy” anímense unos a otros cada día.