El Consejo Pontificio para los Laicos está organizando un gran maratón Tierra Santa-Roma con motivo del Año Paulino, para los próximos mayo-junio de 2009.

Así lo anunció, junto con otras novedades para los próximos años, el secretario de este dicasterio vaticano, monseñor Josef Clemens, durante la conclusión de los trabajos de la XXIII Asamblea Plenaria, informa L’Osservatore Romano en su edición de hoy.

La maratón tiene previsto un recorrido que recuerda los viajes del “apóstol de los gentiles”, y que por el momento tiene previsto atravesar Grecia, Malta y el sur de Italia. Esta iniciativa se encuadra dentro de la sección “Iglesia y deporte” de este Consejo Pontificio, junto con otros proyectos, que anunció monseñor Clemens.

Entre ellos, destacó la iniciativa ya tradicional, el “maratón por la paz” Belén-Jerusalén, que el Consejo organiza desde hace años junto con el Centro Deportivo Italiano y la Fundación Juan Pablo II para el Deporte, y que tendrá lugar en abril del próximo año. Está prevista también la celebración de un seminario internacional “Iglesia y Deporte” para otoño de 2009.

“El deporte, promovido con tanto énfasis por los canales de la globalización, puede ser considerado uno de los puntos neurálgicos de la cultura contemporánea, y por tanto un frente importante de la nueva evangelización”, explicó monseñor Clemens.

Evangelizar a los jóvenes

El prelado anunció también importantes iniciativas por parte de este dicasterio en relación con los jóvenes. Por un lado, ya han comenzado los preparativos de la próxima Jornada Mundial de la Juventud en Madrid (2011), cuyas fechas definitivas y lema anunciará próximamente el Papa.

Por otro lado, está prevista la organización del X Fórum internacional de los jóvenes, en 2010, con el tema: “La educación al amor”, en la que se hablará de las enseñanzas de la Iglesia en este campo, con particular referencia a la “teología del cuerpo”de Juan Pablo II.

“Se trata de un tema crucial –explicó monseñor Clemens– y se afrontarán cuestiones de la máxima actualidad, como el impacto del divorcio de los padres en los jóvenes, las dificultades para asumir compromisos duraderos y la preparación al matrimonio, entre otras cuestiones”.

En cuanto a la cuestión de la mujer, el prelado anunció que el Consejo está poniendo en marcha un servicio de documentación a nivel internacional sobre la visión cristiana sobre la mujer y su complementariedad con el varón.

Nuevos movimientos

Por otro lado, el secretario del Consejo Pontificio para los Laicos explicó la importante labor jurídica realizada con los nuevos movimientos y comunidades eclesiales. Hasta el momento se han reconocido canónicamente más de un centenar, y cerca de diez están en proceso, mientras que se están renovando los estatutos de más de una veintena de asociaciones católicas antiguas.

El Consejo está trabajando también, anunció, en la organización de un fórum mundial de ONGs católicas o de inspiración católica.

Según monseñor Clemens, con esta iniciativa “pretende ayudar a poner en contacto a estas organizaciones para crear sinergias que favorezcan su actuación”, sin que ellos suponga “un menoscabo de su autonomía”.

Finalmente, monseñor Clemens señaló la “gran preocupación” de este dicasterio sobre la participación de los católicos en la vida política de sus países, hasta el punto que se está valorando la oportunidad de dedicar a este argumento la próxima Plenaria, dentro de dos años.

“Se trata de un tema de gran actualidad, máxime cuando en muchos países se está debatiendo sobre el derecho a la vida, la tutela de la familia, la libertad de educación y la libertad religiosa, temas sobre los que los fieles deben recibir una formación adecuada”, concluyó.