El famoso intérprete y cantante mexicano defiende los valores estéticos y morales de ‘Bella’, una película ‘indie’ que elogia la maternidad, la familia y el catolicismo.

Hace meses que se comenta en los medios el retorno al catolicismo de Eduardo Verástegui, un latin lover de la televisión mexicana que, tras una vida frívola, puso sus tverasteguinalentos al servicio de su fe. Para ello fundó en Los Ángeles la productora Metanoia Films y abordó su primer proyecto, Bella, dirigido por Alejandro Monteverde y protagonizado por él. Ahora, ese emotivo elogio de la opción por la vida frente al aborto se estrena por fin en España.

¿Qué espera de ‘Bella’?

Espero que la gente salga del cine queriendo amar más y juzgar menos, queriendo perdonar más y quejarse menos, con un espíritu lleno de gratitud, con una vela prendida en el corazón, con el deseo de ser mejores personas. Quiero que salgan entretenidos, pero también tocados, incluso llenos de esperanza, de fe y de amor.

¿De qué trata en realidad?

Es una historia de amor que va más allá del romance. Trata del amor verdadero, del que está dispuesto a sacrificarlo todo por otro sin esperar nada a cambio. Es una historia sobre un hombre que creía tenerlo todo -dinero, fama, éxito…-, hasta que le sucede algo muy fuerte y pierde todo lo que tenía. Pero, perdiéndolo todo, encuentra lo que verdaderamente vale la pena en la vida: la familia, el amor verdadero, la amistad auténtica…

¿Cuál es el estilo del filme?

Es una historia abstracta e impresionista, en la que jugamos mucho con los tiempos y los símbolos. Celebra la vida y el amor, nuestros valores, nuestra comida, nuestra música, nuestros colores…

¿”Nuestros valores”?

Los valores de los latinos… Bella eleva, sana y respeta la dignidad de los latinos en Estados Unidos y en el mundo entero. Desde los años 40, los latinos hemos sido estereotipados de una manera muy negativa en el cine y la televisión. Siempre nos han puesto como delincuentes, borrachos irresponsables, prostitutas, pandilleros, traficantes… Y, si eres guapo, te presentan como el donjuan, el latin lover mujeriego. Esos eran los personajes que yo venía interpretando. Muy pocas veces hemos visto en el cine a los latinos como héroes. Y no me refiero a héroes de ciencia ficción, como Spiderman o Superman, sino al héroe real de todos los días.

¿Cómo quiere que se vean reflejados los latinos en el cine?

El latino que se muda a Estados Unidos lo hace con espíritu de servicio y gratitud. Quiero mostrar al latino que trabaja duro para sacar a su familia adelante, al hombre honrado, íntegro, de fe, que está dispuesto a sacrificarlo todo para ayudar a su familia, a sus amigos.

¿Y la mujer latina?

A la mujer latina la vemos reducida en el cine a un objeto sexual. Yo tengo en mi familia tres hermanas, mi madre, mis tías, mi abuela, mis primas, y ellas no son ningún objeto; son el corazón de la familia, son mujeres llenas de sabiduría, inteligentes… De ahí surge mi sueño de hacer un cine diferente. Es triste que seamos casi 50 millones de latinos en Estados Unidos, y todavía mucha gente piensa que somos lo que ven en el cine y la televisión.

Usted también ha asumido la defensa de la vida no nacida.

Quiero ser la voz de aquellos que no tienen voz. Si cuando yo estaba en el vientre de mi madre se le hubiese pasado por la cabeza la idea de abortar, me hubiese gustado que alguien me defendiera. El aborto es un crimen, y hay que defender a esos bebés inocentes. Con el aborto no sólo muere el bebé sino también la conciencia de la madre.

¿’Bella’ es un filme pro-vida?

Esta película ha ganado premios y rompió en 2007 el récord de taquilla de temática latina en Estados Unidos. Pero son más importantes las llamadas que recibo de mucha gente a la que esta película ha cambiado sus vidas. Sobre todo mujeres embarazadas que pensaban abortar. Por lo menos, hemos salvado con ella más de 25 bebés.

¿Hay conexión entre la cuestión del aborto y el tema latino?

Definitivamente. En Estados Unidos, más de 200.000 bebés latinos son abortados cada año. Hay muchos grupos racistas que piensan que los latinos somos una amenaza para la democracia, y que la única manera de acabar con nuestra raza es abriendo centros de abortos en barrios latinos. En donde yo vivo en Los Ángeles, en una sola milla hay nueve clínicas abortivas. Más de 45 millones de bebés han sido asesinados desde que se legalizaron las prácticas abortivas.

¿Es cierto que se planta delante de las clínicas abortistas?

Sí. Me pongo delante con mi camioneta, y cuando veo llegar a niñas de 13 ó 14 años, intento hablar con ellas. Con esa edad, en Estados una niña no puede ir al dentista sola, ni conducir, ni hacerse un piercing; pero sí puede abortar legalmente sin que sus padres lo sepan. Hay muchos hombres mayores que se aprovechan de eso. Yo hablo con ellas, y les enseño un vídeo muy gráfico y fuerte que se titula Dura realidad. Gracias a Dios, en los últimos tres sábados hemos salvado más de 12 bebés.

¿Cuál fue la participación del cantante Alejandro Sanz?

Nos dio una canción de su disco y ha sido el gran promotor de Bella. Cuando la película se estrenó en Estados Unidos, Alejandro comenzó su gira de conciertos, y en todos, antes de cantar el tema Te lo agradezco, explicaba su colaboración en nuestra película y les decía a todos que tenían que ir a verla. Al día siguiente se llenaban los cines. Eso fue una ayuda grandísima.