¿Qué es el Encuentro Mundial de las Familias?

Este VI Encuentro se celebrará en la Ciudad de México del 13 al 18 de Enero de 2009.

Cada 3 años el Santo Padre convoca a las familias católicas del mundo a un encuentro de unidad, en el que miles de familias de los 5 continentes se reúnen para compartir, dialogar, orar y profundizar en aspectos importantes del papel de la familia cristiana, como Iglesia Doméstica y unidad base de la evangelización y de la sociedad.

Cada Encuentro Mundial de las Familias, es organizado por el Pontificio Consejo para la Familia, con la colaboración de la Diócesis elegida como sede.

Estos Encuentros Mundiales de las Familias los instituyó el Siervo de Dios Juan Pablo II, e iniciaron con motivo del Año Internacional de la Familia en 1994.

Países que han sido sede de este gran evento:

Cada Encuentro Mundial de las Familias, se celebra con un tema central, que inspira todos los actos organizados:

Roma en 1994.
“La Familia, corazón de la Iglesia y de la humanidad”.

Río de Janeiro en 1997.
“La Familia, Don y Compromiso, Esperanza para la Humanidad “.

Roma en 2000 (Jubileo de las Familias).
“Los hijos, primavera de la familia y de la sociedad “.

Manila en 2003.
“La Familia cristiana, una buena noticia para el tercer milenio “.

Valencia en 2006.
“La transmisión de la fe en la Familia “.

México en 2009.
“La Familia Formadora en los Valores Humanos y Cristianos”.

El Encuentro consta de tres eventos principales:

  • Congreso Teológico – Pastoral
  • Encuentro Festivo y Testimonial
  • Solemne Celebración Eucarística de clausura

En el Congreso Teológico – Pastoral, se abordan temas claves relacionados con la familia y con el tema propuesto. Se estructura en forma de ponencias, comunicaciones, testimonios, mesas redondas.

El Congreso hace suya la valoración cristiana del matrimonio y la familia, con conciencia de que ese es el camino para la superación de las crisis y los problemas actuales. Anima a los cristianos a profundizar intelectual y vitalmente la propia fe, para así educar en la fe a los demás. El Congreso, además de ser un momento de reflexión, también es un momento único para que muchas personas se enriquezcan con el intercambio, ya que la jornada facilita la actualización en temas de familia. Igualmente, es una oportunidad única para la difusión de una nueva cultura de la vida.

Los encuentros anteriores han tenido un fuerte impacto en las familias del mundo, gracias a las reflexiones sobre la Familia, que está actualmente sometida a una crisis sin precedentes en la historia: El relativismo, el consumismo y el subjetivismo y equiparando al matrimonio con uniones libres y sustituibles.

Para Su Santidad el Papa Benedicto XVI, es urgente transformar al mundo, partiendo de familias unidas, felices y bien fundamentadas en la fe que eduquen en los principales valores, reconozcan el valor de la vida y afronten confiadamente el futuro.

“Como primera escuela de vida y de fe, y como “iglesia doméstica”, la familia está llamada a educar a las nuevas generaciones en los valores humanos y cristianos para que, orientando su vida según el modelo de Cristo, forjen en ellas una personalidad armónica”.

S.S. Benedicto XVI

El Encuentro Festivo y testimonial es en realidad una fiesta de la Familia, en la que matrimonios y familias de todos los continentes dan un testimonio de su experiencia en diferentes aspectos de su vida y comparten su alegría de ser familias cristianas. En todas las fechas anteriores se ha tenido un especial mensaje de S.S. el Papa, sea que se haya encontrado físicamente presente en el lugar o en forma virtual -vía satélite- como sucedió en Manila el año de 2003.

La Solemne Eucaristía de clausura culmina el Encuentro Mundial de las Familias como una acción de gracias a Dios por el don de la Familia, del Matrimonio, de la Vida, del amor y de todos los demás valores que adornan la experiencia de la Familia. En esta Eucaristía se ha tenido igualmente un especial mensaje del Santo Padre, pronunciado personalmente por él en las ocasiones en que ha podido estar presente, o por su Enviado Especial.

La Comisión Central Coordinadora trabaja actualmente con un gran entusiasmo para preparar este VI ENCUENTRO MUNDIAL DE LAS FAMILIAS y recibir a los peregrinos que vendrán de todos los continentes para así continuar con la misión de impulsar los valores familiares en el mundo entero.