testigo

testigo

Ante las preguntas de algunos medios de comunicación que solicitan una valoración de la película “Camino”, me remito a los conceptos ya expresados el pasado 27 de septiembre con ocasión del Festival de Cine San Sebastián.
 
Como ya he dicho, no estamos ante una visión objetiva, sino ante una mirada teñida de un prejuicio negativo que termina ofreciendo un cuadro falso y distorsionado del Opus Dei.

Miles de personas de nuestro país conocen de primera mano la vida cotidiana de las mujeres y los hombres del Opus Dei, y otras muchas participan en las múltiples iniciativas médicas, educativas o de solidaridad de cuya atención espiritual se encarga la Prelatura del Opus Dei. Ellos sentirán que la película deforma temas esenciales como los sentimientos, actitudes e intenciones que mueven a las personas que forman parte de esta realidad de la Iglesia.

La verdadera vida de Alexia González Barros –que ha inspirado esta película y a cuyo recuerdo aparece dedicada– se puede conocer en la pagina web www.alexiagb.org. La Iglesia Católica ha iniciado el estudio de su Causa de Canonización. Comparto el dolor de esta familia ante esa utilización de la vida de su hermana.

Ante una ficción que falsifica la realidad mi respuesta es reiterar que las puertas del Opus Dei están abiertas para quienes deseen conocer de forma directa esta institución de la Iglesia Católica; la oficina de información www.opusdei.es está a disposición de los periodistas.

Manuel Garrido
Oficina de información del Opus Dei