imagen 
Unos dias antes de venir al mundo,
debo haber ocasionado muchos dolores,
entre contracciones y golpes menudos,
incluso preocupaciones, por que la hora,
la hora, nadie lo sabia, menos yo. 
y aquel momento,
fue como como un dolor de muela,
la curiosidad era inmensa,
DE VER MI ROSTRO,
todo eso llenó de felicidad,
a mi querida madre.
en ese día, fue su vida arrisgándola por mi,
y los presentes, solo esperando que el momento pase,
sin duda, era simplemente su turno,
y el turno mio era… ¿ocasionar todo esto?,
y entre otras la alegria para mi padre.
Alegria, que alegria, si mi padre esperaba una niña,
ya eran cuatro varones y una niña,
¡ sorpresa!, un varon mas en la familia,
dicen que los primeros llantos definen mucho,
deben haber sido eso que ingreso al corazón de mi padre.
hoy, como cada quince de septiembre de cada año,
ellos recuerdan de como vine al mundo,
entre manchas de color y grasas…
de la alegría de hoy ya echo hombre,
de la dedicación de su tiempo y su esfuerzo,
hoy yo recuerdo al ser que me imaginó
por ocho meses y veintinueve días,
que tuvo el valor de acogerme en sus entrañas,
de llevarme consigo muy dentro,
quisás rogando que ese lugar nunca olvide.
siempre quise ser médico,
para cuando mi madre enferme por ahi,
se complasca mi curiosidad eterna,
de mirar profundamente, el lugar que
me cobijó con tanto amor,
ALGUNOS DEBEN HABER TENIDO TAN LINDO PRIVILEGIO.
por tanto dolor que es traer un hijo al mundo,
hoy quiero decirles,
no por la alegria de tener un año más,
no por la alegría de departir fiestas,
sino que fue la fecha que marco todo ésto,
es la razón acusándome.
hoy quiero ubicar aquí unas lineas ajenas,
ya no cumplire mas años,
simplemente cumplire mis sueños.